11 hábitos peligrosos que haces y sin saberlo matan a tu Cerebro, ¡Líbrate de ellos urgentemente!

Salud 32814 Visitas

 

El cerebro es el órgano más importante del cuerpo humano. No podríamos existir sin él. Más aún en el siglo XXI cuando la mayoría de las profesiones están asociadas de una u otra forma con la actividad mental. En la actualidad necesitamos del cerebro más que nunca. Entonces, ¿por qué no lo cuidamos como debe ser? Hay 11 hábitos peligrosos que poco a poco, pero a paso seguro, destruyen nuestra mente.

 

1. Comer en exceso

Como ves, ni una cosa, ni la otra. Comer demasiado hará que tus arterias del cerebro se pongan más duras. Y sí, en este caso eso es malo, al igual que las de tu corazón. Si se taponan las del corazón te puede dar un infarto, si se taponan las del cerebro… ¿Has oído lo que es un infarto cerebral…? Terrible, simplemente terrible.

 

2. No desayunar

Puede que lo hagas porque quieras adelgazar y te estés saltando una comida -la más importante del día, de hecho-, o que lo hagas por motivos de trabajo o estudio, es decir, falta de tiempo y salir de casa deprisa y corriendo. MAL, muy mal, porque en realidad estás dañando a tu cuerpo más de lo que crees, mucho más. Pues al saltarte el desayuno lo que obtendrás será un nivel de azúcar en sangre más bajo, que dañará a tu cerebro por falta de nutrientes.

 

3. Contaminación

La contaminación  del aire, depende de donde vivas, puede ser una causa indirecta de problemas en el cerebro, debido a la falta de oxígeno que recibe tu cerebro. La gente que viva fuera de ciudades y núcleos de polución, tienen una salud del cerebro mucho ma´s alta.

 

4. Los cigarrillos

Fumar no es que pueda hacer, sino que HACE que tu cerebro se encoja. Y dirás, “psé…” es que me encanta fumar. Bueno, sigue así y verás cuando pases de los 70 y por haber fumado desarrolles Alzheimer. Cuando eso te ocurra -si no mueres antes de cáncer de pulmón-, ni siquiera serás capaz de recordar “lo que es fumar”. Cuídate ya, aún estás a tiempo. Déjalo.

 

5. Exceso de dulce

Por consumir demasiada azúcar no sólo engordarás, y podrás convertirte en una persona diabética (entre otros muchos problemas) sino que interrumpirás la absorbción de proteínas y nutrientes, causando malnutrición y deformación cerebral.

 

6. Dormir poco

No dormir demasiado, sino dormir demasiado poco. Cuando dormimos el cerebro también lo hace, descansa. Si dormimos poco, el cerebro se verá muy afectado.

 

7. Dormir tapado hasta la cabeza

Raro, dirás. Pues hay gente que -como bien sabes-, duerme con la cabeza tapada entre las sábanas. Eso es fatal para el cerebro pues se concentra todo el dióxido de carbono en la cabeza, baja el oxígeno y el cerebro se daña.

 

8. Actividades que exijan tu cerebro mientras estás enfermo

Es lo peor que puedes hacer, forzar al cerebro a “pensar demasiado” cuando tu sistema inmunológico está por niveles muy bajos y pasando por una enfermedad o síntoma difícil. Cuando estés enfermo o enferma, descansa también el cerebro, y no pienses demasiado.

 

9. Falta de estímulos y desarrollo

El cerebro necesita de un desarrollo constante por esta razón en vez de ver la televisión, lee un libro, resuelve crucigramas o juega al ajedrez.

 

10. No hacer trabajar tu cerebro

Por otro lado, cuando estés completamente sano, el no pensar hace que tu cerebro se ponga peor por desuso. Cuántos más pensamientos creativos y estimulantes tengas, mejor para tu cerebro. Ten en cuenta que hablar de temas interesantes es para tu cerebro como ponerle a hacer abdominales. Bien. Trabájalo.

 

11. No conversar con alguien

La conversación es un excelente ejemplo de estimulación cerebral. Al charlar, tú memorizas hechos, a menudo aprendes nuevas palabras y expresiones, de esta forma entrenas tu cerebro ajustándolo y estimulándolo a realizar una constante actividad.

 

Para prevenir daño neurológico y mantener las funciones cognitivas del cerebro en buen estado, es importante hacer pequeños cambios diarios en tus hábitos, debido a que pueden hacer una gran diferencia. Una dieta rica en antioxidantes y ejercicio, son dos puntos a enfatizar.

Compartir

Comentarios