30 días en prisión por grabar dentro de una granja y rescatar a dos patos

Noticias 937 Visitas

EE.UU. Una activista de Nueva York estará 30 días en prisión por entrar en una granja de producción de foie gras a grabar y rescatar a dos patos del lugar para denunciar el maltrato animal al que estaban sometidos. Amber Canavan, de 29 años, se declaró culpable a principios de julio a un cargo menor de traspaso criminal en segundo grado. Todo se deriva de una noche en 2011 cuando ella y un compañero activista no identificado entró en la granja de foie gras Hudson Valley en Ferndale y grabó un video para denunciar el maltrato al que estaban sometidos los animales.

Al declararse culpable, Canavan estaba obligada a explicar lo que hizo y vio en la granja. Eso le dio la oportunidad de testificar en una audiencia pública al respecto.

“Yo declaré en la corte, bajo juramento, las cosas horribles que se realizan a estos animales”, dijo.

En el video que Canavan ha publicado, el comentarista dice que dos patos fueron rescatados, lo que hizo que se la denunciara por robo. En declaraciones posteriores, también dijo que ella entró en una granja abierta para grabar el vídeo.

carcel por salvar patos

“Yo sabía que estaba tomando un riesgo cuando hablé sobre lo que vi”, dijo a The New York Times en febrero, “Y si proporciona algún alivio para los patos que están todavía allí, habrá valido la pena”.

Hudson Valley Foie Gras es el principal productor del país. “Ella es un ladrón”, Marcus Henley, gerente de operaciones de la compañía de foie gras, le dijo al New York Times.

Los activistas que apoyan Canavan tienen una visión diferente.

“Lo que sucede detrás de la puerta de esta granja se consideraría crueldad extrema por la mayoría de la gente”, dijo Ashley Byrne, de PETA.

Canavan tiene una larga historia de activismo y protesta en Syracusa.

Canavan ha dicho que una vez salga de la cárcel, continuará con su activismo animalista, haciendo uso de su licenciatura en estudios ambientales. “Voy a ser un activista toda mi vida”, dijo.

Fuente: www.igualdadanimal.org

Compartir

Comentarios