Cómo curar el acné rápida y naturalmente según tu tipo de píel

Salud 9483 Visitas

Hay páginas que muestran opciones muy buenas, tenemos que tener presente que cualquier opción de producto o tratamiento que elijamos para curar el acné en forma rápida va a costar aunque sea un poco de dinero, pero este no es el problema; el verdadero problema radica en cómo encontrar y en encontrar el Mejor Tratamiento para uno, (recordemos, no todos somos iguales, lo que funciono para una persona puede ser que no funcione para otra), transformándose en una tarea ardua, y a veces hasta desgastante.

Muchas personas que sufren de acné ya conocen este hecho y tal vez la mayoría o una parte de ellos todavía están buscando el mejor tratamiento para cura el acné rápido y llegar a deshacerse de esta condición tan molesta.

acne mujer

Lo que tenemos que tener en cuenta es:

Entender las Causas del Acné:

El cómo se origina, la causa exacta del por qué algunas personas padecen Acné y otras no, no se han podido determinar, se sabe que es parcialmente hereditario y se conocen algunos factores enlazados al acné como ser: Actividad hormonal, como los ciclos menstruales en la pubertad y otros, estrés, glándulas sebáceas más activas que producen demasiado “sebo” (o aceite) que se usa para lubricar la piel y el cabello, etc.

Por lo tanto el tratamiento o método (definitivo) para curar el acné para que sea efectivo debe tratar el problema de raíz, (a veces uno quiere que sea rápido, pero a veces demora dependiendo del grado de acné que tenga la persona) apuntando a la causa particular de su acné.

Mente Positiva y Realista:

A la hora de enfrentarnos al Acné debemos ser positivos, pacientes, realistas, si tenemos acné severo por ejemplo no vamos curar las cicatrices de la noche a la mañana, esto se debe hacer en forma gradual, requiriendo paciencia y esfuerzo, van a ver que verán los frutos con el tiempo.

Debemos lavarnos de manera adecuada:

¿Cómo hacemos esto? primero te diré que si hacemos esto, ayudamos a prevenir futuros brotes de acné. La forma correcta de lavarnos comienza con algo tan sencillo, que es la elección del producto adecuado para lavarnos (o sea el Jabón). En términos generales, existen tres tipos de piel, seca, grasa o mixta. Por lo tanto debemos utilizar un jabón que se adapte a nuestro tipo de piel.

Acne_2

Consejo, si quieres curar el acné rápido nunca laves tu cara más de tres veces al día ya que puede dañar la textura de la piel.

Nadie quiere tener acné y nadie quiere que los demás se burlen de uno por su piel. Mereces mucho más, además aprender a cuidar la piel y que sane correctamente no tiene necesariamente que ser complicado. Si bien es imposible eliminar el acné de la noche a la mañana, podrás tomar varias medidas para mejorarlo drástica y rápidamente sin dañar más la piel. Si bien es importante usar remedios verificables en lugar de supersticiones, los productos comerciales para el tratamiento del acné suelen ser costosos y están llenos de ingredientes imposibles de pronunciar. Opta por lo natural y limpia tu piel de inmediato.

1.- Curar el acné rapidamente con remedios naturales

Haz una mascarilla de miel

Es un antiséptico y además sus múltiples propiedades hidratantes benefician de manera considerable la piel, incluso cuando se trata del acné. Lo ideal es que apliques miel sobre la zona de la piel afectada, deberás dejarla durante 30 minutos y luego enjuagarla con agua tibia. Incluso puedes hacerte una mascarilla que incluya miel y nuez moscada. Si lo haces regularmente los cambios se notarán en semanas. Échate miel cruda directamente sobre la cara o mézclala con un poco de agua o té verde. Déjala durante 15 a 20 minutos para que se absorba de manera óptima. Enjuágate con agua tibia y sécate la cara dándote golpecitos. Después de enjuagarte, aplícate siempre un hidratante.

Limón

El limón no solo sirve para la limonada. En esta oportunidad utilizarás sus propiedades para limpiar la suciedad acumulada en los poros de la piel. Solo debes poner unas rodajas de limón en la zona afectada y luego debes frotarlas en forma circular durante algunos minutos. Cuando finalices enjuaga bien la piel de tu rostro; es mejor que realices este procedimiento durante la noche, pues el ácido del limón combinado con la luz del sol podría generarte manchas.

Pepino

El pepino tiene un efecto refrescante en la piel y puede ser parte de una excelente receta natural para aliviar el acné. Toma un poco de pepino y ponlo en la batidora con el objetivo de hacer una pasta, luego le pondrás una cucharadita de yogur natural. Ahora aplícalo en la zona de la piel con acné y déjalo actuar por cerca de 30 minutos o más. Luego enjuaga tu rostro y listo, ahora estarás libre de acné.

Cáscara de naranja

Las cascaras de naranja contienen importantes cantidades de vitamina C, así que tu piel se beneficiará de sus propiedades. Lo que hay que hacer es sencillo, solo tienes que tomar la cáscara de naranja y dejar que se seque al sol. Luego de tener la cáscara seca la mueles hasta convertirla en polvo. Agrega un poco de agua para hacer una pasta y aplícalo en la zona afectada. Deja reponsar durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Hielo

Para cerrar los poros y reducir la inflamación. Mucha gente que tiene poros grandes toma cubos de hielo, los sostienen y los frotan en las zonas problemáticas. El hielo en particular (y el frío en general) contrae los vasos sanguíneos debajo de la piel haciendo que la irritación o la inflamación sean menos visible.

Con aceite de árbol de té

Este es un remedio herbal famoso por sus propiedades antimicóticas y antibacterianas, lo cual lo hace excelente para el acné leve a moderado. En cierto estudio en el que se comparó la eficacia del aceite de árbol de té y el peróxido de benzoílo, el primero demostró ser igual de efectivo para combatir el acné y reducir las lesiones. Si bien la acción del peróxido de benzoílo es más rápido que el aceite de árbol de té, este último produce menos efectos secundarios en los pacientes.

Con aceite de huevo

La yema de huevo contiene inmunoglobulinas, las cuales matan las bacterias y reducen la inflamación. Los ácidos grasos omega 3 ayudan a curar los granitos sin dejar cicatrices.

Aplícate aceite de huevo en la zona afectada de acné 2 veces al día y masajéate suavemente durante 2 a 3 minutos.

Déjalo actuar durante 1 hora y luego enjuágate con un limpiador facial suave.

Sigue usándolo hasta que el granito haya desaparecido y veas una piel sana continua (sin imperfecciones). Detener el tratamiento a la mitad podría causar la reaparición del acné.

Corta una papa cruda y póntela sobre la piel

Corta una papa cruda a la mitad y ponla sobre el acné. La papa cruda sana y es antiinflamatoria. Te lo reiteramos, saca los residuos de la piel con agua después de hacerlo.

eliminar acne

2.- Curar el acné rapidamente con remedios caseros

Aplícate alumbre en los granitos

El alumbre de potasio se suele encontrar en el pasillo de especias de los supermercados. Si bien se usa generalmente como desodorante natural y antihemorrágico (disminuye el sangrado después de un corte), el alumbre es un antiséptico y astringente natural, es decir, contrae el tejido de la piel.

Procura conseguir un bloque grande en vez de su presentación en polvo. El alumbre en polvo puede llegar a ser muy abrasivo. Pásate el alumbre sobre las zonas afectadas suavemente evitando que no irrite ni inflame los granitos.

Machaca unas cuantas aspirinas y úsalas como una pasta

La aspirina contiene ácido acetilsalicílico, el cual es similar (aunque no idéntico) al ácido salicílico que se usa en la mayoría de los tratamientos tópicos anti acné para destruir las bacterias que lo causan. El ácido salicílico reseca los granitos y combate las bacterias al mismo tiempo, mientras que al ácido acetilsalicílico produce casi los mismos efectos suavizantes.

Machaca 1 o 2 pastillas de aspirina y mézclalas con la cantidad necesaria de agua para formar una pasta. Con un hisopo o con tus dedos, aplícate la pasta sobre cada granito y déjala actuar hasta que seque. Lávate bien la cara después.

La confusión sobre la diversidad de ácido salicílico en la aspirina ha producido muchos desacuerdos sobre su eficacia como tratamiento tópico. Si bien reduce los puntos negros y posee propiedades suavizantes de la piel, no es el tratamiento anti acné más efectivo.

Si vas a emplear este método, sé muy cuidadoso. Procura usar una pasta dental natural con sílice, pero sin lauril sulfato de sodio. Este es un químico abrasivo que para algunos resulta irritante. Por tal motivo, lo mejor será evitar ese ingrediente y todas las pastas dentales de las grandes marcas.

acne (1)

3.- Mejorar la alimentación y los ejercicios

Reduce tu consumo de carbohidratos refinados (pan, pasta, etc.)

También reduce el exceso de azúcar, aunque no habrá problemas con un poco de azúcar natural, tal como la de las frutas.

Consume alimentos con probióticos. Los probióticos son microorganismos que tienen efectos beneficiosos para el organismo, en otras palabras, ¡son gérmenes buenos! Los alimentos fermentados, tales como el chucrut, el kéfir, la kombucha, el queso de cabra o el yogur natural contienen probióticos, aunque también podrás consumir suplementos naturales con enzimas.

Come más verduras.

Una alimentación sana rica en frutas, verduras y granos integrales hará que tu organismo tenga la energía que necesita y no lo obligará a metabolizar comida chatarra que podría causar el acné. Una cara y un cuerpo sin acné empieza con una alimentación saludable.

Reemplaza las bebidas dulces por agua y té sin azúcar

La piel es un órgano del cuerpo y como tal necesita agua para funcionar correctamente. Dale a tu organismo lo que quiere y no la chatarra que no quiere. Procura beber la mitad de tu peso corporal en onzas de agua por día.

Si quieres un descanso del agua, procura beber té verde sin endulzar. El té verde sin azúcar contiene antioxidantes que mantendrán tu cuerpo sano e incluso aumentará tus años de vida.

Se mas activo.

Hacer mucho ejercicio es una manera natural de eliminar el estrés, que puede ser una causa del acné. Como mínimo, procura caminar 30 minutos todos los días.

Toma un multivitamínico todos los días.

Asegúrate de obtener sobre todo la cantidad necesaria de vitamina A. Esta ayuda a regenerar la piel más rápidamente, a reducir las arrugas y a eliminar las manchas y granitos.

dieta acne

4.- Lavarse la cara y otros consejos

Lávate la cara con jabón 2 veces al día, si tienes piel grasa.

Sigue los siguientes pasos:

Consigue lo siguiente: jabón facial suave (en barra o en líquido), manos limpias y una toalla de mano (entre más suave sea el jabón, mejor, porque la irritación causará más acné).

Primero, asegúrate de que tus manos estén limpias. Luego, lávate la cara con agua tibia para abrir los poros. No lo hagas con agua caliente, porque irritará la piel y por lo tanto empeorará el acné.

No te laves con una toalla de mano ni nada que sea duro. Solo pásate tus dedos suavemente o una esponja suave y limpia.

Procura usar un jabón suave con un porcentaje bajo de peróxido de benzoílo o ácido salicílico, porque a veces causa resequedad o rojez, así que úsalo solo en la mañana o en la noche, no en ambos. El otro limpiador deberá ser muy suave. Sea cual sea tu elección, asegúrate de usar solo un poco.

Sácate todo el jabón sobre el lavabo y asegúrate de que no quede ningún residuo.

Luego, échate agua fresca para que los poros que acabas de limpiar se cierren. No lo hagas con agua fría, sino causarás irritación y los vasos capilares se romperán.

Sécate la cara con una toalla o esponja suave dándote golpecitos, nunca te la frotes.

Aplícate un hidratante cada vez que te laves la cara. Después de lavártela, el pH de la piel podría volverse alcalino y el hidratante ayudará a que lo recupere. Así como la cara necesita lavarse para que esté sana, la piel necesita hidratarse para poder estar vibrante y sana.

Busca un hidratante que te funcione. Por lo general, se recomiendan las cremas hidratantes para los de piel seca, porque son más densas, oleosas y no se dispersan tan fácilmente. Los hidratantes en gel se recomiendan para los de piel grasa, porque se dispersan muy bien en la piel y no dejan rastros oleosos.

dormir bien

Duerme lo suficiente

Entre más duermas, tendrás menos estrés. Uno tiene 15% más estrés por cada hora de sueño que se pierde por noche.[6] ¿Por qué es importante? El estrés hace que la hormona reguladora del cebo se dispare, lo que causa el acné. Por eso, como regla general: No dejes que el estrés se acumule en tu vida.

Procura no tocarte ni reventarte los granitos

Si vas a usar remedios naturales para el tratamiento anti acné, fantástico, pero no eches a perder todo lo ganado reventándote los granitos. La gratificación a corto plazo podría ser emocionante, pero a largo plazo no será para nada provechoso.

El acné es una bacteria que vive en los poros. Si revientas los granitos, el acné podrá propagarse a otros poros de la piel e infectarlos.

Reventarlos hará que se inflamen y podría dejar marcas. Así que si quieres que tu acné sea menos visible, resístete al impulso de hacerlo. Detente antes de reventarlos.

Si es acné es muy severo, acude al médico

El acné puede ser muy persistente, sobre todo durante la adolescencia. Uno prueba un fármaco o un método nuevo y todo parece mejorar, pero una semana después vuelven los mismos granitos de siempre. El dermatólogo diagnosticará la afección de piel que tienes y te dará enfoques específicos para curar el acné. Si ya estás cansado del acné y ya has probado todo lo que hay disponible, no tengas temor de pedir un poco de ayuda.

Compartir

Comentarios