¿Conocias “El Beso de Singapur”?, la forma más rica de llegar al 0rga5mo. Aprende cómo hacerlo

Curiosidades 313 Visitas

Muchas veces nosotros nos preguntamos ¿Cómo podemos mejorar nuestra vida sexual?, probablemente nos imaginamos en diferentes trucos los cuales muchas veces ya los hemos utilizado, llegando a la misma rutina

También existe una forma de estimulación milenaria que es una antigua técnica asiática. Después que tú conozcas esta técnica te va a convertir en un verdadero maestro o maestra en el arte del amor.

Hace 3 mil años al sur de Asia:

[spoiler title=”Ver Nota Completa”]
Exactamente en el corazón de la India, existió un grupo de mujeres que inmortalizaron una de las técnicas más enigmáticas de todos los tiempos para llevar a los hombres al máximo placer. Esta forma de estimulación milenaria, también conocida como pompoir o kabazza es tan antigua como la prostitución. La primera en comprender esta técnica fue una prostituta en Shanghái que logró introducir y sacar el órgano masculino con tan solo los movimientos de succión de su vagina.

Esta técnica se conoce como el “beso de Singapur” el cual, además de erotismo, está plagado de historia.

La mujer tiene el control absoluto

Para iniciar con esta técnica muy antigua la mujer debe colocarse sobre el hombre y con su interior debe realizar una especie de “succión” al hombre. También viene otro de sus nombres “pompoir”, que en francés significa “chupadora”. La parte más importante es que ninguno de los dos debe realizar movimientos de entrada y salida. Ella se debe mantener fija en la posición y solo utilizar sus músculos “internos” para lograr la mayor satisfacción del hombre.

Puedes experimentar una satisfacción que nunca antes habían sentido.

Tienes que tomar en cuenta que antes de realizar esta técnica es importante que realicen ejercicios previos como contraer y apretar sus músculos “internos”. Los objetivos de estos ejercicios es mantener la concentración y obtener la mayor cantidad de tiempo posible. Puede utilizar el famoso ejercicio de la contracción prolongada o los famosos “conos”, los cuales están diseñados para fortalecer el interior de la mujer.

¿No esperes más? Es hora de poner en practica esta técnica milenaria.[/spoiler]

Compartir

Comentarios