Dile adiós a los puntos negros de la nariz con bicarbonato de sodio

Belleza 13954 Visitas

El acné es una de las afecciones de la piel más común y más en la adolescencia lo que suele ser un problema a la hora de maquillarnos. Sin embargo esto no quiere decir que si ya eres adulto vas a estar libre de sufrirlo. El acné se produce cuando la grasa, la piel muerta, la suciedad y las bacterias se ven atrapadas en los folículos capilares. Todo esto se queda debajo de la superficie de la piel y se infecta.

Los puntos negros son pequeñas imperfecciones cutáneas que aparecen en la piel debido a la acumulación de exceso de grasa y células muertas. Se llaman puntos negros debido a que el pigmento en la superficie de la mancha tiene una apariencia ennegrecida. Si tienes puntos negros, es probable que desees un tratamiento fácil y barato para deshacerte de ellos. Usar bicarbonato de sodio para eliminarlos ha demostrado ser un método eficaz. Muchas veces termina endureciéndose dentro de los poros. Existen muchos tratamientos médicos para este tipo de problemas, jabones, cremas y pastillas.

Los métodos que te mostramos a continuación son a base de bicarbonato de sodio que ayuda a secar la piel y a eliminar el exceso de aceite que es la razón de los puntos negros. Asimismo, el bicarbonato tiene leves propiedades anti-inflamatorias y antisépticas, las cuales ayudan a reducir el tamaño de las espinillas.

Además cuando el bicarbonato de sodio se mezcla con el agua, se forma una pasta fina y grumosa la cual nos servirá para exfoliar la piel.

Puntos-negros

Tratamiento localizado con bicarbonato de sodio:

  1. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharas de agua para formar una pasta homogénea.
  2. Limpia y seca tú rostro cuidadosamente y luego aplica la pasta de bicarbonato de sodio sobre cualquier espinilla. Si alguna de las espinillas está abierta, podrías sentir un poco de ardor.
  3. Deja que el tratamiento localizado actúe en las espinillas durante 15 minutos, luego enjuaga.

Algunas personas dejan que el bicarbonato de sodio actúe en las espinillas durante toda la noche, pero esto puede resecar la piel en exceso, así que ten mucho cuidado. Humecta tu rostro después de usar este tratamiento.

Mascarilla facial hecha con bicarbonato de sodio:

  1. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua (o más, si es necesario) y añade una cucharadita de jugo de limón.
  2. Limpia y seca tu rostro cuidadosamente y luego aplica una capa fina de la mascarilla de bicarbonato de sodio sobre todo tu rostro. Podrías sentir un leve hormigueo o ardor.
  3. Deja que la mascarilla actúe de 10 a 15 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Tu piel podría quedar un poco roja, pero el enrojecimiento se atenuará pronto. Asegúrate de humectar tu piel luego de usar la mascarilla.

bicarbonato-para-puntos-negros

Limpiador facial y exfoliante a base de bicarbonato de sodio:

  1. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua y mezcla hasta formar una pasta homogénea. Añade una pizca de jugo de limón, si deseas. El ácido cítrico del jugo de limón actúa como exfoliante y ayuda a secar las espinillas.
  2. Humedece tu rostro con agua tibia y aplica la pasta de bicarbonato de sodio sobre tu piel. Masajea la pasta suavemente sobre tu piel realizando movimientos circulares. Evita frotar la pasta con demasiada fuerza.
  3. Retira la pasta de bicarbonato de sodio de tu rostro usando agua tibia y un paño. Luego, tu rostro quedará enrojecido y tendrá brillo. Aplica una buena crema hidratante sobre tu piel.

Nota: Si tu piel es muy sensible, ten cuidado al usar el bicarbonato de sodio pues puede secar la piel en exceso y a veces causa enrojecimiento e irritación en las pieles sensibles. Prueba este tratamiento con bicarbonato de sodio en un área pequeña de tu piel, antes de aplicarlo en el rostro. Si experimentas cualquier efecto secundario negativo, no sigas con el tratamiento.

Compartir
Loading...

Comentarios