El Emoliente, bebida peruana que previene y cura casi toda enfermedad

Nutrición 13195 Visitas

Desde tiempos muy antiguos se acostumbraba tomar agua de cebada. En Grecia tenían una bebida ceremonial preparada con agua, cebada y un tipo de menta, a la cual llamaban ‘kykeon’.

En España también se hizo popular. Alberto Sánchez Alvarez-Insúa, en su artículo “El agua de cebada. Noticia del inicio de su consumo en Madrid a través de un curioso impreso del siglo XVIII” comenta que esta era una bebida económica y refrescante, muy popular en Madrid. “En algunos casos, esta bebida se solía aromatizar con canela y zumo de limón”.

Con el Virreinato, el emoliente llegó al Perú y su fama medicinal se esparció rápidamente. Hermilio Valdizán cuenta que la preparación “fue muy empleada en la época Colonial, tanto que llegó a construir base de una verdadera industria en Lima, donde había pequeños establecimientos dedicados exclusivamente al expendio de emoliente y por cuyas calles deambulaban unos súbditos chinos que vendían la bebida. Esto ya en plena época republicana”.

Con el pasar de los años en el Perú, las calles se empezaron a llenar de emolienteros. Así, encontrar una carretilla en las esquinas era cosa común.

emoliente

¿Que es el emoliente?

Hoy el emoliente no solo se vende caliente; también lo hay helado y embotellado e incluso existen establecimientos (tipo cafés) donde se le da más estilo. Sin embargo, el original se vende en carretillas de esquina, con el limón exprimido hasta la última gota y pidiendo su yapa más.

Para los peruanos el emoliente es la bebida tradicional hecha a base de cebada, una variedad de hierbas que se estiman medicinales entre ellas cola de caballo, llantén, boldo y semillas como la linaza. Infaltables el zumo de limón y azúcar aunque adicional a estos ingredientes pueda encontrarse el uso de alfalfa y otras variantes en la receta.

Es una bebida que puede tomarse fría o caliente a cualquier momento del día, tarde o noche puede ser ingerida a cualquier edad menos en niños con lactancia exclusiva. Su función principal es aportar agua al cuerpo para mantener la hidratación sin embargo sus ingredientes aportan elementos saludables para el organismo humano.

Uno de ellos es la fibra soluble de las semillas de linaza, éstas favorecen la eliminación de colesterol LDL (el malo) a través de las heces. Dan una sensación de saciedad que contribuye con el control de la ingesta de alimentos en quienes lo requieran.

El cocimiento de la cebada permite soltar parte de sus nutrientes al agua de cocción como las vitaminas y minerales entre ellos hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio. También pasan al agua los beta glucanos que son un tipo de fibra soluble que tienen la capacidad de retardar la absorción de azúcares, esta es una cualidad beneficiosa para personas con exceso de peso, y quienes tienen problemas con la glucosa elevada en sangre.

Es posible que parte de los almidones de la cebada pasen al medio de cocción, sin embargo esta bebida no aporta gran cantidad de calorías salvo se le incorpore mucha azúcar, miel u otro endulzante calórico. Entre media y una cucharadita de azúcar por vaso (de 240ml) debe ser suficiente. El limón contribuye con el sabor y aroma, sin embargo pierde buena parte de su vitamina C al incorporársele a la bebida estando caliente.

emoliente2

Al mismo tiempo, la medicina alternativa identifica otras sustancias de las plantas como las hierbas del emoliente y describen también una serie de beneficios a la salud, referidas a su capacidad desinflamante y de favorecer la digestión.

Un consumo recomendado puede ser uno a dos vasos por día. Puede consumirse diariamente, pero siempre es bueno variar las bebidas a consumir.

El consumo del emoliente puede ser muy beneficioso para el organismo. Según los expertos, esta bebida posee carbohidratos, minerales y vitamina C. La bebida puede ayudar a reducir los niveles de colesterol sanguíneo ya que contiene linaza, un alimento con mucha fibra que arrastra el colesterol, evita el estreñimiento.

Además posee un efecto desinflamante y diurético por lo que ayuda a desintoxicar el organismo a diario y cuida la salud de los riñones y es un cicatrizante y antiviral.

emoliente (1)

Como explica la especialista la nutricionista del Portal de Salud en Casa, Jimena del Pozo Jacobs, el emoliente es una mezcla de hierbas naturales como el aloe, importante ya que ayuda a cicatrizar heridas del estómago; alfalfa, muy bueno en el tratamiento de tos. También posee linaza, conocida por sus propiedades por combatir el colesterol; y limón, que es un antiséptico y contiene vitamina C.

Otro de sus ingredientes es la cebada, un poderoso diurético y expectorante que elimina cálculos renales. Por otro lado, la cola de caballo es perfecto para el tratamiento de la gastritis.

No podemos olvidar la presencia de llantén, un cicatrizante de las úlceras estomacales y baja las inflamaciones; la sangre de drago, que cicatriza y cura todo tipo de heridas en el organismo, tanto interna como externamente; el boldo, que combate todas las enfermedades del hígado y cálculos biliares; y la uña de gato que posee efectos desinflamantes.

“Cuando una persona está enferma (Gripe) genera gran cantidad de radicales libres, los antioxidantes de las hierbas del emoliente y la vitamina C ayudan a eliminar estos componentes que se presentan en la enfermedad. Además sus propiedades desinflamantes desinflaman todo el tracto respiratorio y a no generar tanta flema”, precisó la especialista.

emoliente caliente

SOBRE SU CONSUMO

El emoliente puede tomarse frío o caliente a cualquier momento del día, tarde o noche puede ser ingerido a cualquier edad menos en niños con lactancia exclusiva. Su función principal es aportar agua al cuerpo para mantener la hidratación sin embargo sus ingredientes aportan elementos saludables para el organismo humano.

“Un consumo recomendado puede ser uno a dos vasos por día. Puede consumirse diariamente, pero siempre es bueno variar las bebidas a consumir. Ahora que los cambios de temperatura son más constantes y el frío se hace sentir más, es una bebida recomendable”, agrega la nutricionista.

Preparación 1

Ingredientes:

  • 100g de cebada tostada
  • 100 g. de cola de caballo
  • 1taza de linaza
  • 6 hojas de boldo
  • Jugo de limón, al gusto
  • Agua, la cantidad necesaria
  • Membrillo, opcional
  • Canela entera, opcional

Preparación:

Poner a hervir la cantidad necesaria de agua con la cebada, la cola de caballo, el boldo y la linaza durante 1 hora o hasta que la linaza reviente. Colar, presionando bien y dejar reposar 20 minutos.

Servir caliente o tibio, sazonando con jugo de limón y azúcar al gusto.

Si se desea se puede hervir con membrillo y canela entera para darle un sabor especial.

Preparación 2

Ingredientes:

  • 1/4 kg. cebada
  • 2 litros de agua
  • 3 membrillos en trozos
  • 1 tz. barbas de choclo
  • 1 atado de cola de caballo
  • miel de abeja
  • jugo de 4 limones
  • 1 tz. jugo de berros o de alfalfa

Preparación:

Tueste la cebada a fuego bajo hasta que esté bien dorada y comience a reventar. En una olla con agua, cocine los membrillos (con pepas y corazón), las barbas de choclo y la cola de caballo. Deje cocinar a fuego bajo durante una hora y cuele el líquido presionando. Sazone con miel de abeja y agregue el jugo de limón. Sírvase en grandes vasos, los cuales pueden enriquecerse al gusto con extracto de berros o alfalfa.

Compartir

Comentarios