El escalofriante caso del doctor Karbaat. El Juez pidió quitarle la vida por su delito

Curiosidades 5287 Visitas

Hace unos escasos días la clínica de fertilidad Bijdorp había logrado ocultar el perturbador secreto, sobre el origen del semen utilizado para inseminar a más de 6 mil mujeres en su clínica. Cuando Joey Hoofdman se dio a la tarea de investigar quién era su padre biológico la verdad salió a la luz.

Desde pequeño Joey tuvo sospechas sobre su origen

Ya que no tenía parecido físico con nadie de su familia. Su padre y sus hermanos eran de tez morena y cabello oscuro, mientras él era de cabello rubio y piel clara.

Varias veces preguntó a su mamá quién era su padre biológico, pero ella nunca le dio detalles, sólo le comentó lo difícil que había sido concebirlo y el nombre de la clínica que había realizado el proceso de fertilización.

La madre falleció y eso dio a Joey libertad para ir a la clínica Bijdorp en busca de respuestas. Lo que encontró lo dejó sin palabras. Al entrar se exhibía una vieja fotografía del fundador de la institución y el parecido entre ambos era increíble.  Esto dio pie a varias investigaciones y así, las autoridades holandesas confirmaron que el doctor Jan Karbaat inseminaba en secreto con su propio fluido a las mujeres que atendía en su hospital.

Se realizaron pruebas de ADN a 18 personas concebidas en esa clínica de fertilidad, y resultó que es el padre de todos; engañó a mujeres que habían seleccionado a otros hombres del catálogo de donantes de esperma.

La clínica estaba clausurada desde el 2009 por otra perturbadora razón

había demandas contra el doctor Karbaat por mezclar semen de varios hombres, para incrementar las posibilidades de embarazo, lo cual está prohibido por la ley.

La fundación Hijos de Donantes declaró que Bijdorp es una de las clínicas más reconocidas en Holanda, pues se tiene registro de más de 10 mil casos tratados ahí, por lo que existe la posibilidad de que haya hijos de Karbaat en todo el país.

Joey Hoofdman descubrió algo más que el nombre de su padre biológico, ha encontrado casi dos docenas de hermanos.

Al descubrirse lo que había sucedido Karbaat fue detenido y sometido a un juicio, el juez que conoció el asunto lo condenó a la pena de muerte, pero debido a su gran edad sus abogados apelaron la sentencia y ahora el doctor se encuentra en arraigo domiciliario de por vida.

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

 

 

 

 

 

 

Compartir

Comentarios