Es peligroso que confundas esto con una mancha de sucio, esto es…

Salud 4509 Visitas

Esto que ves en la imagen puede aparecer en el cuello, cara, frente, axilas, entre las piernas y otras partes corporales y es conocido como ACANTOSIS-NIGRICANS.

¿Qué es la acantosis nigricans?

Es cierto que su nombre es bastante difícil de recordar pero, si la padeces, lo más probable es que te preocupe mucho más su aspecto. Notarás que la piel se te ha vuelto más gruesa y oscura, sobre todo alrededor de las articulaciones y en las áreas con pliegues y arrugas, como los nudillos, las axilas, los codos, las rodillas y el cuello.

Si ves que alguien tiene una de estas marcas en su piel, no lo confundas con una mancha de sucio o mugre como suele ocurrir en la mayoría de las veces. Cuando esto aparece es porque la piel está señalando altos niveles de insulina en el cuerpo.

Esto ocurre como señal de que el cuerpo se está resistiendo a la insulina que produce nuestro organismo. Como resultado, el páncreas produce más insulina y eventualmente desarrollar diabetes (casi siempre tipo 2).

¿Cuáles son las causas de la acantosis nigricans?

Las personas con sobrepeso u obesidad tienen más probabilidades de desarrollar acantosis nigricans, que a menudo mejora o desaparece cuando adelgazan. Algunas personas heredan esta afección. Ciertos medicamentos, como los anticonceptivos orales y otros tratamientos hormonales, también pueden provocar esta afección cutánea.

A veces, se da en personas que padecen diabetes tipo 2 o que presentan un riesgo elevado de desarrollar este tipo de diabetes. En estos casos, la acantosis nigricans no es peligrosa en sí misma. No obstante, puede ser un signo de una diabetes no detectada o de otros problemas de salud que los médicos deberían estudiar. A veces, el hecho de diagnosticar y tratar el problema de salud subyacente puede mejorar o hacer desaparecer la acantosis nigricans.

Según la Asociación Estadounidense para la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), casi el 75 % de los niños con diabetes tipo 2 desarrolla acantosis nigricans. En muchos de estos niños, el control de la diabetes y del sobre peso (en el caso que lo presenten) contribuye en gran medida a reducir la visibilidad de la acantosis nigricans.

acantosis nigricans

Tratamiento de la acantosis nigricans

Si el médico concluye que tu acantosis nigricans no está relacionada con ninguna afección médica de mayor gravedad, no será necesario que la trates. Pero, si tu médico cree que hay una forma de mejorar el aspecto de tu piel, tal vez prefieras iniciar un tratamiento. A veces, la acantosis nigricans desaparece por sí sola. Es posible que el médico te recete lociones o cremas. Haz tantas preguntas como necesites para entender cuándo y cómo seguir el plan de tratamiento. Es fácil caer en el error de creerse todas las exageraciones publicitarias sobre cremas decolorantes, leches limpiadoras y exfoliantes faciales de venta sin receta médica. Pero es muy poco probable que funcionen y pueden irritarte la piel. Y, aparte de ser un despilfarro, ¡pueden aumentan el estrés provocado por la acantosis nigricans!

En algunos casos, mantener un peso saludable, haciendo ejercicio con regularidad y comiendo sano, puede ayudar a prevenir o tratar la acantosis nigricans. Se puede solucionar con un simple cambio en nuestra alimentación y una moderada reducción de peso, muchas veces vemos este tipo de señales en personas con sobre peso.

Por eso ya que sabes esta información si algún familiar, amigo tiene este tipo de manchas avísale que algo anda mal con sus niveles de insulina y que lo más recomendable es que acuda a un doctor al doctor lo antes posible.

¡Compártelo! este tipo de información es importante saberla, por cuestiones de salud y solo te tomará unos segundos.

Compartir
Loading...

Comentarios