Esta poderosa mezcla de aceites de coco y cannabis mata el cáncer!

Salud 6574 Visitas
La planta cannabis sativa, de la que se obtienen sustancias psicotrópicas como la marihuana y el hachís, se emplea desde hace milenios para fines terapéuticos, a parte de los consabidos fines recreativos. No obstante, sus propiedades medicinales continúan siendo cuestionadas por el debate social y político que suscitan, a pesar de que los efectos paliativos de los cannabinoides han sido probados y han impulsado de hecho su legalización en algunos países.

Según un nuevo estudio, el aceite de cáñamo presente en esta planta, que no contiene el cannabinoide THC y por tanto carece de efectos estupefacientes, es altamente beneficioso para el organismo por su contenido en ácidos grasos omega-3 y omega-6.

 

Joycelyn Elders, en un artículo publicado en 2004 titulado “Mitos sobre la marihuana medicinal” exponía:

“La evidencia de que la marihuana puede aliviar ciertos tipos de dolor, náuseas, vómitos y otros síntomas causados ​​por enfermedades como la esclerosis múltiple, cáncer y SIDA – o por las drogas duras que a veces se usan para tratarlos, es abrumadora. Y puede hacerlo con notable seguridad, de hecho, la marihuana es menos tóxica que muchos de los medicamentos que los médicos prescriben todos los días”.

Existen otros artículos relacionados con los beneficios del uso de la marihuana con fines medicinales siendo eficaz en el tratamiento de una amplia gama de síntomas y condiciones y científicos de todo el mundo continúan realizando estudios sobre su eficacia.

La investigación sobre el cannabis ha evidenciado su capacidad para aliviar los síntomas de la de la quimioterapia utilizada para tratar el cáncer tales como las náuseas, a la vez que la marihuana medicinal se ha demostrado retarda la aparición de la enfermedad de Alzheimer y trastornos autoinmunes moderados incluyendo la esclerosis múltiple, enfermedad inflamatoria del intestino y la artritis reumatoide.

 

Una de las formas de utilización de la marihuana medicinal son las cápsulas de cannabis infundido en aceite de coco.

El aceite de coco se utiliza debido a su alta cantidad de ácidos grasos esenciales que hace que sea un buen agente de unión para los cannabinoides, por no hablar de sus increíbles propiedades para la salud.

El aceite de coco contiene ácido láurico, que en el cuerpo se convierte en monolaurina, una sustancia que es un potente antiviral, antibacteriano y antiprotozoario. Debido a que la monolaurina es un monoglicérido, puede destruir los virus recubiertos de lípidos incluyendo el sarampión, la gripe, el VIH, herpes y un número de bacterias patógenas.

Mientras muchas personas son incrédulas sobre los beneficios del cannabis, la historia de una pareja que se enfrentaba al cáncer evidencia su efectividad.

Stan y Barb Rutner tuvieron que hacer frente al cáncer en varias ocasiones. Barb tuvo dos episodios de cáncer de mama y Stan fue diagnosticado con linfoma no-Hoddgkin y posteriormente le diagnosticaron un cáncer en el cerebro.

Después de pasar por tratamientos duros como la quimioterapia y radiación, buscaron alternativas más naturales para ayudar a mejorar la calidad de vida y llegando al cannabis ya que habían escuchado que era eficaz en ayudar con el dolor y los efectos de la quimioterapia en pacientes con cáncer.

La opción escogida como tratamiento fue la de la capsula de cannabis infundida en aceite de coco durante el día. Después de varios meses de tratamiento, Stan subió de peso y mejoró su salud sintiéndose más fuerte, y un escáner cerebral reveló que estaba completamente libre de cáncer.

Esta pareja está convencida de la efectividad del cannabis contra el cáncer, sin embargo muchas personas pensarán que la radioterapia y la quimioterapia fueron las que hicieron el trabajo.

Compartir

Comentarios