Esta receta es la más antigua conocida por el hombre para curar más de 23 enfermedades

Salud 2985 Visitas

¿Alguna vez te has preguntado cómo los pueblos primitivos de la antigüedad luchaban contra las enfermedades?. La respuesta a esa pregunta la encuentras en los preparados realizados a base de medicina natural.

Existen recetas antiguas que se han utilizado desde hace siglos, con la finalidad de curar las infecciones, enfermedades, y otros males que el ser humano ha tenido que enfrentar.

CURA TIBETANA DEL AJO

El ajo es uno de los remedios naturales con mayor número de propiedades científicamente demostradas. Se trata de un alimento con un alto contenido nutritivo: es rico en vitaminas del grupo B, potasio, fosforo, magnesio, zinc, yodo, etc. Pero, sobre todo, posee un componente sulfatado, como la alicina (sustancia activa de la alicina), capaz de otorgarle propiedades únicas.

El ajo se conoce como uno de los ingredientes más antiguos utilizado con propósitos medicinales.

Antigua receta para curar más de 23 enfermedades

Las investigaciones de hoy día confirman lo que nuestros antepasados sabían desde hace siglos. También, los científicos han encontrado que el ajo puede prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir la presión arterial.

¿QUÉ ES LA CURA TIBETANA DEL AJO?

La cura tibetana es un tratamiento de desintoxicación basado en la fórmula que desde hace siglos ha venido siendo desarrollada por monjes budistas. Consiste en el consumo controlado y dosificado de un preparado de ajo macerado. Se recomienda hacer sólo 1 vez cada 5 años.

Receta

  • 350 gramos de ajo picado
  • 230 gramos de alcohol de 95 a 96° (Puede ser Ron u otro licor).

Preparación

Para preparar esta cura milenaria, necesitaremos un frasco de vidrio con su tapa, y procedemos a realizar los siguientes pasos:

Paso 1:

Agregamos el ajo y el alcohol en el frasco de vidrio y posteriormente lo cerramos herméticamente. Luego de cerrado lo guardamos en la nevera por 10 días.

Paso 2:

Luego de transcurridos los 10 días, sacamos el frasco de la nevera y procedemos a colar el líquido. Una vez que lo hemos colado, ponemos el líquido colado nuevamente en el frasco de vidrio. Finalmente procedemos a cerrarlo y a guardarlo en la nevera por 2 días más.

Luego de pasados esos 2 últimos días, nuestra receta estará lista para ser usada.

Nota importante: El alcohol no debe contener sustancias como metanol o cloruro de benzalconio.

Cómo utilizar la receta

Para utilizar esta receta necesitaras un gotero. Debes guiarte por el siguiente calendario y seguir los pasos al pie de la letra.
calendario receta tibetana

Este calendario se lee de la siguiente manera, por ejemplo en el día número 1, tomaras 1 gota en el desayuno, 2 gotas en la comida y 3 gotas en la cena.

En el día número 2, tomaras 4 gotas en el desayuno, 5 gotas en la comida y 6 gotas en la cena. Y así sucesivamente hasta completar el tratamiento en 12 días.

NOTA IMPORTANTE: Este tratamiento es muy poderoso y solo deber ser utilizado 1 vez cada 5 años.

Este tratamiento sirve para tratar las siguientes afecciones:

  • Arteriosclerosis
  • Enfermedades pulmonares
  • Sinusitis
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Grasas y piedras (riñón, vesícula)
  • Hipertensión
  • Varios trastornos de la visión y de la audición
  • Falta de apetito
  • Artritis y el reumatismo
  • Gastritis, úlceras de estómago y las hemorroides
  • Derrite los coágulos de sangre
  • Mejora el metabolismo y por lo tanto todos los vasos sanguíneos (re) convertido elástica
  • Regula el peso corporal
  • Ciertos tumores externos e internos

Recuerda utilizar esta cura con cuidado y responsabilidad, ya que es muy poderosa.

cura-milenaria tibetana-ajo

CONTRAINDICACIONES E INCONVENIENTES

Tanto el consumo de ajo en dosis terapéuticas como el tratamiento depurativo está desaconsejado en los casos de:

  1. Hemorragias traumáticas o menstruales, ya que debido a sus propiedades fluidificantes de la sangre puede impedir los procesos de coagulación.
  2. Personas tratadas con determinados tipos de fármacos como puede ser el caso de anticoagulantes.
  3. Inflamación renal.
  4. Úlceras a nivel digestivo.
  5. Gestación y lactancia. En este último caso, la eliminación de compuestos tóxicos puede alterar el sabor y composición de la leche materna.
  6. El consumo de ajo se ha asociado siempre al mal olor de aliento, de la transpiración, de la orina, etc. Pero, es realmente la combinación de toxinas y principios activos del ajo los que producen este olor desagradable.
  7. En el caso de que se presenten alteraciones digestivas (dolor o ardor de estómago, reflujo, etc.) es preferible abandonar el tratamiento.
  8. El mal olor que realmente sí puede apreciarse durante el tratamiento es totalmente pasajero, ya que solo dura el tiempo que dura el proceso de eliminación de toxinas.
  9. Ante la presencia de una enfermedad, tratamiento farmacológico o cualquier tipo de duda, es preferible consultar previamente al médico o especialista. Si una vez comenzado el tratamiento aparecen manchas, granos, erupciones, etc., seria también recomendable una consulta profesional, aunque en la mayoría de los casos se trate de un proceso propio de la desintoxicación.

remedio casero tibetano

Compartir
Loading...

Comentarios