Estas son las 3 principales razones del ¿Porque no adelgazo si hago dieta?

Salud 2227 Visitas

Le pasa a mucha gente, se pone a dieta para perder peso y pasan los días y nada, ni un gramo. O después de perder los primeros kilos el cuerpo se estanca. Todo es cuestión de analizar el tipo de dieta y nuestros hábitos diarios, seguro que algo está fallando.

Lo primero que hay que pensar es que si no pierdo peso es porque gasto menos energía que la que ingiero, así que una de dos: o nos estamos pasando con la comida o no hacemos suficiente ejercicios físicos.

DIETAS

Existen varios motivos que te pueden impedir bajar de peso mientras haces dieta, entre ellos que tengas un metabolismo muy lento, muy poca actividad física, ideas incorrectas de cómo combinar los alimentos, reducir mucho la ingesta de comida o incluso algún problema orgánico como de tiroides.

Seguir una dieta es muy relativo, porque podemos tener una ensalada para comer, y luego a la ensalada le echamos mucha salsa, aguacate, aceite, aceitunas…y las calorías se disparan. Lo mismo ocurre con otros alimentos, no se trata de comer ese alimento la cantidad que queramos, sino de una forma moderada, y eso suele fallar en muchas dietas.

   Comer poco para bajar de peso por lo general es un arma de doble filo ya que si se logra bajar peso, este se recupera en cuanto volvamos a nuestro régimen normal e incluso es posible que aumentemos más aún de peso y por otro lado debilitamos a nuestro organismo ya que al comer poco no podemos entregarle el aporte nutritivo que el cuerpo necesita para todas sus funciones.

   Una dieta baja en calorías o hipocalórica puede volver nuestro metabolismo más lento, ocasionando, a la larga un aumento de peso. El cuerpo es inteligente y si durante periodos prolongados de tiempo recibe una alimentación deficiente o pobre el cuerpo aprende a reservar grasas adicionales ya que asume que tiene que estar provisto a los periodos de ayuno y baja alimentación.

   La mejor manera de acelerar el metabolismo es comer cada cuatro horas con un máximo de 6 comidas al día (3 fuertes, 3 ligeras) reservando la última comida al momento de dormir (un yogurt o fruta) de esta manera evitamos que el organismo genere azúcar durante las horas de sueño.

dieta

1.- Para adelgazar no hay que pasar hambre:

 La mayoría de las personas asocia la palabra dieta con comer poco y dieta en realidad se refiere al tipo de régimen alimenticio que estamos llevando. Cuando nos damos cuenta que debemos bajar de peso es imposible no pensar en que vamos a pasar hambre, pues bien, eso no es necesario, lo que debemos pensar es que en lugar de pasar hambre vamos a dejar de comer alimentos que no favorecen nuestra condición y vamos a comer más para no tener ganas de comer alimentos ricos en azúcares y grasas. Es importante desechar la creencia de pasar hambre ya que está sola idea detona la ansiedad.

Comer poco para bajar de peso por lo general es un arma de doble filo ya que si se logra bajar peso, este se recupera en cuanto volvamos a nuestro régimen normal e incluso es posible que aumentemos más aún de peso y por otro lado debilitamos a nuestro organismo ya que al comer poco no podemos entregarle el aporte nutritivo que el cuerpo necesita para todas sus funciones.

Una dieta baja en calorías o hipocalórica puede volver nuestro metabolismo más lento, ocasionando, a la larga un aumento de peso. El cuerpo es inteligente y si durante periodos prolongados de tiempo recibe una alimentación deficiente o pobre el cuerpo aprende a reservar grasas adicionales ya que asume que tiene que estar provisto a los periodos de ayuno y baja alimentación.

La mejor manera de acelerar el metabolismo es comer cada cuatro horas con un máximo de 6 comidas al día (3 fuertes, 3 ligeras) reservando la última comida al momento de dormir (un yogurt o fruta) de esta manera evitamos que el organismo genere azúcar durante las horas de sueño.

pasar hambre

 2.- Después de los 30 el metabolismo se vuelve más lento:

 Pasado los 30 años es normal tener cambios hormonales que vuelven más lento el metabolismo, este cambio vuelve a ocurrir después de los 50, entonces es necesario tomar medidas para para evitar el aumento de peso en estas etapas, para ello te recomendamos ver la anti dieta.

Si llevas una buena alimentación, sin excesos de bebidas, grasas, azúcares o alcohol, junto a una buena actividad física y te encuentras libre de estados de estrés y así y todo no logras bajar de peso incluso por el contrario empiezas a engordar entonces te recomendamos hacerte un chequeo médico ya que hay veces que se ocasionan ciertos desajustes a niveles hormonales y por lo general estos desarreglos provocan el aumento de peso. Cuando se cruza el umbral de los 30 años hay un descenso automático del metabolismo. Esto significa que, si no se realiza actividad física, se queman menos calorías por minuto. A esto se suma, a partir de los 35 y, sobre todo, de los 40, la pérdida de masa muscular.

 despues de los 30

3.-Cuidado con lo que bebes

Existe la creencia popular de que el agua engorda si se toma durante las comidas, ya que provoca retención de líquidos. Al parecer esta hipótesis tenía a finales de 1950 bastante predicamento, hasta el punto de que todavía algunas personas que perdieron peso por aquellos años recuerdan que para no beber agua mientras comían se mojaban los labios con un paño humedecido para así atenuar la sensación de sed. Sin embargo, beber agua no provoca retención de líquidos, sino al contrario, estimula el funcionamiento de los riñones y contribuye a un buen equilibrio hídrico.

Los lácteos estimulan la ganancia de peso por cómo actúan sobre las hormonas (insulina, IGF1. etc). Demasiado alcohol, ya sea en forma de vino o cualquier otra forma, el alcohol en exceso ralentiza la pérdida de peso. Claro que existen unas opciones mejores que otras (vino mejor que cerveza) pero tampoco necesitas tomar alcohol con cada comida, no?.

Si miran toda dieta para perder unos kilos, el alcohol brilla por su ausencia. Hay una razón evidente, el alcohol engorda mucho y la explicación es simple: interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono, produciendo que en lugar de quemarlos los almacenemos.

cerveza

Compartir

Comentarios