Este chico estaba muy preocupado por el grano enorme que tenía en el trasero. Cuando la doctora le hace un corte, lo que ve la deja estupefacta…

Noticias 908 Visitas

Caso fue inverosímil

La Dra. Sandra Lee se ha encontrado de todo en su consulta de California, pero muy raro incluso para ella. El hombre fue en busca de su ayuda porque el simple hecho de sentarse era algo que se había convertido en algo terriblemente doloroso.

 

Un enorme quiste en el trasero

Otro médico ya había recogido una muestra de tejido, pero no había eliminado el monstruoso quiste.

Así que la tarea le tocó a la Dra. Lee.

De este quiste brotaba un líquido espeso de color amarillento o blanquecino, segregado por un tejido inflamado y compuesto por suero, leucocitos, células muertas, colesterol y glucosa, puede haber también tejido de granulación, conducto formado por células epiteliales (fistula).

La foliculitis se manifiesta en forma de pápulas rojas (granos) y pústulas (granos de pus). Cuando el área afectada es más amplia, las pápulas y las pústulas pueden formar forúnculos y nódulos subcutáneos.

La foliculitis aparece como consecuencia del roce de la ropa con la piel, la sudoración y los largos periodos en los que se permanece sentado. En general, se trata de un trastorno agudo y autolimitado que se resuelve con un tratamiento antibiótico adecuado.

Sin embargo, las personas que padecen dermatitis atópica también sufren con frecuencia brotes de granos o lesiones debido a la flora bacteriana que posee su piel. En estos casos, se recomienda emplear un preparado antiséptico de forma regular para la higiene diaria y someterse a tratamientos con antibióticos tópicos periódicamente.

Es una inflamación infecciosa por lo cual su presencia es signo clínico característico de infección.

Este chico comenzó con una molestia en una de sus nalgas, pero no le dio importancia, el creyó desde un principio que era sólo un grano, unas semanas después ya tenía un tamaño considerable, no sólo le estorbaba al parpadear, el dolor constante se volvió parte de sus días hasta que por fin decidió asistir a un médico, sin embargo, era necesario que acudiera con una dermatóloga, pues el absceso ya no podía curarse con sólo medicamento.

Al acudir con la dermatóloga él aún iba pensando que lo que tenía era simplemente un grano y nada más… La Dra. Sandra Lee no le pareció exagerado el problema del chico, pero era necesario hacer una microcirugía antes de que el bulto se infectará más y aumentará de tamaño, así que tomó la decisión de extraer todo el desecho y con ayuda de su asistente lo grabó.

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

 

Compartir

Comentarios