¡Esto es increible! Has estado limpiando tu horno mal toda la vida.

Noticias 5819 Visitas

En un hogar hay pocas cosas tan tediosas y pesadas como limpiar el horno. Puesto que nosotros lo usamos a menudo y a fondo, se acumula fácilmente suciedad y capas. Pero ahora he encontrado este método para limpiar el horno tan fácil y rápidamente que casi parece que se limpia solo.

Los productos naturales son una excelente alternativa de limpieza, pues además de ser muy efectivos para eliminar la grasa y la suciedad, también son amables con el medio ambiente al no ser contaminantes.

Después de pasar meses asando y horneando, el horno tiende a ensuciarse mucho. La grasa y la comida carbonizada se acumulan y se convierte en carbón, causando un fuerte olor a quemado al cocinar. Si dejas que tu horno quede recubierto de carbón puede eventualmente contaminar tus alimentos e incluso convertirse en un peligro de incendio. Sigue leyendo para obtener instrucciones sobre cómo limpiar el horno, si es que tiene una función de auto-limpieza o no.

Pero, con este truco  no hace falta usar productos químicos ni detergentes.

Lo hacemos en dos pasos: Primero la limpieza del horno en sí y después la ventana de cristal.

Necesitaras:

  • Agua.
  • Una botella rociadora.
  • Levadura en polvo.
  • Un trapo o una esponja para vajillas.
  • Vinagre.
  • Un cuenco pequeño.

Instrucciones:

El horno:

  1. Quite la parrilla y los soportes del interior del horno.
  1. Prepare el cuenco. Mezcle unas cucharadas de levadura con un poco de agua. La finalidad es conseguir una pasta o masa que se pueda esparcir fácilmente en las superficies que se van a limpiar.
  1. Esparza la pasta en todo el interior del horno. La levadura se volverá marrón cuando se esparce. Lo más importante no es conseguir una capa regular, sino cubrir todas las superficies.
  1. Deje que la pasta haga efecto durante la noche. Son necesarias como mínimo 12 horas para que la levadura haga un buen efecto.
  1. El día siguiente: Con un trapo húmedo, limpie tanta levadura como sea posible.
  1. Vierta un poco de vinagre en la botella rociadora y rocíe en todos los sitios en que quedan restos de levadura. Cuando el vinagre reacciona con la levadura, se forma una espuma.
  1. Seque con un trapo húmedo.
  1. Introduzca la parrilla y los soportes.
  1. Encienda el horno a una temperatura baja durante 15-20 minutos para secarlo.

limpiar el horno

La ventana:

  1. Junte la levadura en polvo con agua para formar una pasta espesa (o masa).
  1. Utilice la pasta en el cristal.
  1. Deje que la pasta haga efecto durante aproximadamente media hora.
  1. Agarre un trapo o esponja lavavajillas para eliminar fácilmente la suciedad.

¡El resultado te sorprenderá. ¡Me gustaría que hubiera trucos tan inteligentes como éste para todo en la vida!

Compartir

Comentarios