¡Increíbles! 9 coincidencias que te harán cuestionar muchas cosas sobre el mundo…

Curiosidades 179 Visitas

Lo que algunas personas llaman extrañas coincidencias, otros lo llaman “sincronicidad”.

A lo largo de este artículo les contaremos unas historias increíbles que podrían cambiar su visión en cuanto a las extrañas coincidencias. ¿Será que todo ocurre por algo? Todos los casos expuestos a continuación ocurrieron realmente. Algunas son “simples” coincidencias históricas, y matemáticamente, las probabilidades de que tuvieran lugar eran ínfimas, sin embargo, sucedieron.

1. Posibles hermanos gemelos

¿Sabes quién es Enzo Anselmo Ferrari? Es más, ¿alguna vez ha visto una foto suya? Bueno, déjanos llevarte a la historia; Ferrari, fundador de la archiconocida marca de autos deportivos, nació en la ciudad de Módena, el 18 de febrero de 1898, y murió el 14 de agosto de 1988.

Exactamente tres meses después de la muerte de Ferrari, Mesut Özil, el conocido futbolista, nació en otro país el 15 de octubre de 1988. Ferrari es italiano, mientras que Özil es alemán. La pregunta es:

¿Mesut Özil fue una reencarnación de Enzo Anselmo Ferrari?

Muchos creen que es cierto porque, aparte del parecido, Ferrari es una marca de lujo, algo que se puede permitir el futbolista.

2. La premonición del Titanic

La novela “Futility”, escrita en 1898 por el escritor estadounidense Morgan Robertson, muestra algunas similitudes misteriosas con la famosa historia del hundimiento del Titanic.

¿Cómo de parecidas?

En el libro, el barco se describe como el barco más grande de la época y lleva por nombre Titan; El Titanic mediría solamente 25 metros de largo más que el representado en el libro; Ambos barcos, descritos como “imposibles de hundir”, golpearon un iceberg y se hundieron a mediados de abril; Ambos eran capaces de alcanzar velocidades de más 20 nudos; a pesar de tener miles de pasajeros a bordo, ambos llevaban el mismo número de botes salvavidas. ¿Casualidad?

3. Tragedia en la presa Hoover

Durante la construcción de esta presa murió mucha gente; el 20 de diciembre de 1922, un empleado de la Oficina de Reclamaciones cayó al vacío al río Colorado durante una expedición geológica, falleciendo sin dejar rastro. Sin embargo, la última tragedia relacionada con la presa ocurrió exactamente el 20 de diciembre de 1935. Ese día, un joven que trabajaba en una de las torres de admisión cayó igualmente al vacío.

La coincidencia de que ambas muertes fueran el 20 de diciembre es muy curiosa, pero hay algo más que conecta dichas tragedias. La primera muerte – el hombre ahogado – de 1922 fue J. G. Tierney. ¿El hombre que cayó de la torre de admisión, marcando la última muerte? Patrick Tierney, su hijo.

4. Primeros autos en chocar

En 1891, el ingeniero James Lambert estaba manejando uno de sus inventos, un coche de gasolina, cuando se topó con un pequeño problema. Junto a otro pasajero llamado James Swoveland, el coche golpeó la raíz de un árbol que sobresalía del suelo y se salió de control, estrellándose directamente con otro modelo idéntico que también se encontraba en pruebas. Aunque no hubo muertes, eran los dos únicos modelos que se encontraban en producción en Ohio, y en ese momento, chocaron.

5. Lincoln y Kennedy

Estos importantes presidentes para la historia de Estados Unidos tienen algunas semejanzas entre sí que los convierten en personas aún más características. Ambos fueron asesinados un viernes por una bala en la parte posterior de la cabeza momentos antes de un evento. Lincoln antes de Pascua y Kennedy antes de Acción de Gracias; Tanto uno como otro tenían cuatro hijos al momento de su muerte; Ambos tenían un amigo llamado Billy Graham, y mientras que Kennedy tenía una secretaria llamada Sra. Lincoln, Abraham Lincoln tuvo un secretario que llevaba John por nombre; Los sucesores de estos dos presidentes fueron vicepresidentes, y ambos se llamaron “John”, sureños y demócratas.

6. Primer y último soldado caído

Por increíble que parezca, a veces las coincidencias simplemente surgen sin tener una explicación. Nadie planea que las cosas ocurran de tal manera, ni tal día, ni a una hora determinada, solamente la vida tiene reservados ciertos misterios que sorprenden a las personas.

En este caso, la tumba del primer soldado británico que perdió la vida en la Primera Guerra Mundial se encuentra a tan solo 6 metros del último soldado caído en el mismo conflicto. Lo mejor de todo es que fue colocada en ese lugar sin planteamiento previo.

7. Máquina del tiempo de Edgar Allan Poe

Sabemos que este famoso escritor, poeta, crítico y periodista tuvo una infancia difícil al perder a sus padres cuando apenas tenía 2 años de edad. Sin embargo, en su libro titulado “The Narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket”, él narra la historia de cuatro marineros que consiguen sobrevivir al hundimiento de su barco, viéndose obligados a comerse a otro miembro de la tripulación llamado Richard Parker para vivir.

Allan Poe afirmó que su libro estaría basado en hechos de la vida real, y curiosamente, 46 años más tarde, el suceso ocurrió tal cual, e incluso el miembro de la tripulación se llamó Richard Parker. ¿Tendría una máquina del tiempo?

8. Hermanos unidos por la tragedia

El 30 de julio de 1974, Neville Lawrence Ebbin estaba montando felizmente su motocicleta por una carretera de Hamilton, Bermuda, cuando fue golpeado mortalmente por un taxi. Hubiera sido un trágico accidente si no fuera por lo que ocurrió un año después.

El 18 de julio de 1975, su hermano de 17 años, Erskine Lawrence Ebbin, iba en su moto por la misma carretera, cuando fue asesinado por el mismo taxi, que casualmente pertenecía al mismo conductor, y lo peor de todo, llevaba al mismo pasajero.

9. El libro que necesitaba Anthony Hopkins

El conocido actor Anthony Hopkins, famoso por su papel en El Silencio de los Corderos, contó una vez que, cuando necesitaba con urgencia un libro para estudiar su papel para la película “The Girl from Petrovka”, escrito por George Feifer, no pudo encontrarlo por ninguna parte. Sin embargo, durante un paseo en el metro, encontró una copia del mismo libro en un asiento.

Curiosamente, cuando después se reunió con Feifer, este le dijo que no le quedaba ninguna copia porque la última se la había entregado a un amigo, el cual la había perdido en el metro. ¿Casualidad?

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

Compartir
Loading...

Comentarios