A los 25 adopta a un niño con discapacidad. Cuando lo baña, siente algo extraño….

Curiosidades 3380 Visitas

La familia es un vínculo que se crea con las experiencias o con el simple cariño que es casi imposible de romper cuando este es sincero, es por eso que a pesar de tantas diferencias, muchas familias siempre se apoyan entre sí.

Es importante mencionar esto ya que los niños son los que más requieren esto, el tener una familia y sobretodo una madre que esté para ellos, sin embargo, algo que está ocurriendo cada vez más seguido es el abandono de los mismos, terminando solos en algún orfanato.

Ya cuando están solos en el orfanato estos tienen la fe de que alguien los adopte, aunque todo se complica cuando dicho nicho tiene una condición especial, hoy te traemos una historia conmovedora de una madre con un corazón gigante, vamos a ver de qué trata.

La madre que adoptó a un nicho especial

Esta historia trata acerca de Renzo y su madre Rosanna Maidana, de Santa Fe, Argentina.

Él tenía 2 años de edad y se encontraban en un campo, fue ahí cuando el niño corrió hacia un caballo por su espalda y por supuesto el animal se asustó y golpeo al pequeño.

De inmediato su madre lo llevó al hospital y luego de la tomografía, se detectó que Renzo tenía un traumatismo craneal severo, tanto así que jamás volvió a ser el mismo.

El daño era tan grave que Renzo necesitaba una máquina de respiración mecánica para vivir.

Ella llevaba a Renzo constantemente al hospital y en una de sus visitas, se percató que había otro niño con un problema similar al de Renzo pero este se encontraba siempre solo, fue ahí cuando se enteró que había sido abandonado por su condición.

El nombre del pequeño era Axel Figueroa, a diferencia de Renzo que había sido un accidente, a Axel lo habían golpeado tanto sus padres que terminó en dicha condición.

Ella no pensaba en otra cosa que llevarlo a casa, por lo que pidió ayuda para poder legalizar los papeles de adopción y así fue, cabe destacar que Rosanna tiene 25 años y además es una madre soltera.

Lamentándolo mucho luego sufrió un duro golpe ya que su hijo Renzo falleció.

Sin embargo, ella no se quedó ahí y utilizó todas sus energías para ayudar a su nuevo hijo adoptivo.

Ella comentó algo muy particular en sus redes

“Cuando baño a Axel me doy cuenta de que tiene huesos faltantes en su cabeza, me pregunto qué pudo haber hecho esta criatura de tan solo 2 años para que sus padres le pegaran de esta manera tan atroz”

A pesar de la tragedia, Rosanna es un ejemplo a seguir por muchos motivos, además, esto nos enseña que hay niños abandonados por cuestiones que no son su culpa y la verdad es que cada uno de ellos merece un sitio al que puedan llamar hogar.

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

Compartir

Comentarios