¿Te fue infiel? Antes que nada, deberías considerar hacer ESTO…

Curiosidades 143 Visitas

La infidelidad es algo que nos puede romper el corazón y hacer sentir como si todo estuviera mal y frente a esto es muy fácil reaccionar violentamente. Pero antes que nada, no podemos perder así de sencillo la compostura. Por ello, debemos respirar y seguir estos consejos sobre qué hacer después de una infidelidad:

Permite que tu pareja te dé una explicación.

Aprende a escuchar, no decimos que la justifiques, pero sí que la comprendas y entiendes que fue lo que hizo que actuara así. Al escuchar tal vez sepas si quieres perdonar o no.

Ponte a ti en primer lugar.

Sí, claro que amas a tu pareja, pero lo más importante para ti debes ser tú. Piensa primero en ti, en lo que quieres, en lo que te va a hacer feliz, en lo que sientes.

No te culpes.

Es común pensar que tu pareja te fue infiel por algo que hiciste, que no hiciste o por quien eres. El problema es que no puedes hacer eso, no puedes culparte a ti y tampoco culpar a tu pareja, sí, tal vez fue su decisión serte infiel pero primero debes conocer toda la historia.

Considera el estado de su relación.

¿Es este el primer strike o es la gota para derramar el vaso?, ¿es la infidelidad producto de algo más grande? Piensa en cómo tu pareja y tú llegaron a ese punto y qué los llevó hasta ahí. Tal vez así sepas si la relación tiene futuro y es irreparable.

Piensa en qué es lo que viene.

Sea que decidas seguir con la relación o seguir por tu cuenta, piensa qué es lo que trae el futuro, piensa cómo podrás aprender de esta experiencia, no solamente la uses para castigarte y flagelarte, que te sirva y sepas que hay mucho por hacer.

Consigue ayuda.

Es muy sencillo que en estos casos puedas entrar en depresión o simplemente que necesites ayuda para ver el panorama completo. No temas en acudir a alguien, hay gente profesional que te puede ayudar y que está ahí para ello.

No sigas sólo porque “no quieres estar solo

Es difícil, es difícil terminar una relación o continuarla, hay mucho trabajo que hacer. Pero nunca te quedes sólo por el miedo a la soledad. De nuevo, date prioridad a ti, ámate, cuídate y así podrás amar y cuidar a otros.

 

“Si el artículo fue de tu interés compártelo con tus amigos”

Compartir

Comentarios