URGENTE: esto es lo que tienes que hacer en caso de quemadura domestica INMEDIATAMENTE!

Salud 1037 Visitas

 

La plancha que se ha quedado encendida, el aceite que salta al freír el pescado, el agua demasiado caliente de un baño que prometía ser placentero… Haga memoria, ¿cuántas veces se ha quemado en casa tras un pequeño descuido? ¿Muchas más que en cualquier otro sitio? Según los especialistas, el 60% de las quemaduras que se atienden en los hospitales se producen en el hogar. Muchos de estos accidentes domésticos no tienen mayor importancia, sin embargo, algunos pueden acarrear importantes consecuencias para la salud, por lo que hay que saber cómo actuar.

 

Las quemaduras se clasifican según su grado:

  1. Quemaduras de primer grado, que suelen ser quemaduras leves y afectan a la capa superior de la piel, la epidermis, que tiende a hincharse, inflamarse y a enrojecerse. Suele ser habitual que este tipo de quemaduras se produzcan por tener un mínimo contacto con líquidos muy calientes, cigarrillos o por ejemplo la plancha.
  2. Quemaduras de segundo grado, que pueden causar daño a los vasos sanguíneos debido a que afecta a la epidermis y a la dermis o segunda capa de la piel, en la que pueden formarse ampollas.
  3. Quemaduras de tercer grado, estas son las más graves siendo necesaria la asistencia médica ya que causan daño a la epidermis, dermis y otros tejidos llegando incluso al hueso.

 

Como primer tratamiento inmediato cuando se sufre una quemadura leve se debe enfriar el área afectada con agua fría para normalizar la temperatura de la piel, además para el tratamiento de estas quemaduras leves existen una serie de remedios naturales eficaces que le detallaremos.

Hay que tener en cuenta, que si el área que ha sufrido la quemadura afecta a una gran superficie de la piel se debe acudir a un médico, así como si la quemadura no es leve, se trata de quemaduras químicas o eléctricas o si ha sufrido alguna quemadura un bebé o una persona anciana.

 

Para las quemaduras que no requieren asistencia médica puede tratarlas con los siguientes remedios:

 

-Aloe vera

El gel de esta planta tiene propiedades anti-inflamatorias que lo hacen ser un buen remedio en el tratamiento de las quemaduras.

Al mismo tiempo el aloe vera acelera la cicatrización de las heridas y las quemaduras.

Corte una hoja de aloe vera, extraiga el gel y aplíquelo en la zona de la quemadura para ayudar a aliviar y a curar.

 

-Miel cruda

La miel cruda posee propiedades antibacterianas, antibióticas y anti inflamatorias que ayudan en el tratamiento y curación de las quemaduras.

Lo único que debe hacer es aplicar un poco de miel sobre la quemadura.

 

-Clara de huevo

La utilización de la clara de huevo para las quemaduras es un remedio muy popular y es que la clara tiene propiedades astringentes.

Aplique clara de huevo sobre la quemadura, y si esta es bastante grande puede mezclar la clara de huevo con el gel de aloe vera y aplicar.

Una vez la mezcla se seca en la piel, repetir y dejar actuar durante unas horas.

 

-Bicarbonato de sodio.

Una pasta hecha con bicarbonato de sodio y agua aplicada sobre la quemadura ayuda a aliviar el dolor.

La pasta se debe mantener húmeda por lo que es aconsejable cubrir.

 

-Vinagre de sidra de manzana.

Puede utilizar el vinagre de sidra de manzana tanto aplicándolo tópicamente como poner a remojo la zona de la quemadura en él.

 

-Caléndula.

El aceite de caléndula tiene propiedades analgésicas, antibacterianas, antisépticas y anti inflamatorias, reduciendo así la inflamación y ayudando a curar heridas y quemaduras.

El extracto de Caléndula está disponible en forma de crema, gel, loción y aceite y se puede utilizar cualquiera de ellos para tratar las quemaduras.

 

-Hierba de San Juan.

El aceite de Hierba de San Juan es eficaz en el tratamiento de quemaduras leves.

Aplique sobre la quemadura aceite esencial de hierba de San Juan diluido en un aceite portador o bien utilice esta hierba en crema o pomada.

 

Qué no hacer

Hay ciertas acciones que en ningún caso se deben llevar a cabo, ya que resultarían dañinas para el enfermo:

  • Enfriar demasiado al paciente, solamente la zona quemada.
  • Dar agua, alcohol, analgésicos… por vía oral.
  • Romper las ampollas, pues el líquido que contienen protege de la posible infección. Al romperlas abriríamos una puerta para la entrada de gérmenes.
  • Despegar la ropa o cualquier otro elemento que esté pegado a la piel.
  • Dejar sola a la víctima. En caso de tener que ir a pedir ayuda, la llevaremos con nosotros, siempre que sus lesiones lo permitan.
  • Apagar las llamas de la persona con agua. Siempre se deben apagar haciendo que ruede o cubriéndolas.
Compartir

Comentarios