¿Beber agua en ayunas? estos son sus maravillosos beneficios

Salud 689 Visitas

El mejor estimulante para tu organismo es tomarte una vaso de agua en ayunas. Desde que éramos muy pequeños e íbamos a la escuela, nos enseñaban que “el agua es vida” por ello siempre tenemos presente que la vida sobre la tierra sería imposible si no contáramos con este bien tan precioso y al mismo tiempo tan escaso.

Mucho antes que aparecieran las bebidas azucaradas, el agua era la única bebida que utilizábamos todos. Con el paso del tiempo, el agua se fue echando de lado pese a que los índices de consumo seguían siendo buenos.

Si bien sabemos que el agua nos resulta indispensable para la higiene, para cocinar y para casi todo lo que supone el manejo de una casa, pocas veces nos detenemos a analizar qué tan importante es el agua para nuestro organismo.

Debemos de tener en cuenta que vivimos dentro de un ámbito acuoso durante la gestación, que casi el 80% del cerebro se compone de agua, un porcentaje similar circula por nuestras venas junto con la sangre, y que también se encuentra en nuestros músculos e incluso en nuestros huesos, nos hace pensar que no debemos dejar pasar la oportunidad de ingerir la cantidad de agua que nuestro cuerpo necesita.

¿Por qué tomar agua con el estómago vacío?

Un 75% de los músculos, un 80% del cerebro, un 22% de los huesos y un 83% de nuestra sangre son agua. El consumo de agua con el estómago vacío contribuye a la eliminación de toxinas y puede ayudarnos a perder peso.

Es importante resaltar que casi todos los órganos del cuerpo humano requieren del agua para funcionar de manera correcta, pero beber agua particularmente en ayunas aporta beneficios adicionales que queremos darte a conocer.

Tomar un vaso de agua en ayunas justo después despertarnos activa los órganos internos permitiendo que comiencen a trabajar en nuestro organismo.  El agua, supone una manera de energizarnos de forma natural limpiando los riñones, eliminando grasas y contribuyendo a desechar líquidos retenidos.

El agua en ayunas limpia el colon permitiendo que este absorba los nutrientes que recibirá luego durante el día a través de los alimentos.  Elimina toxinas de la sangre, algo que beneficiará a tu piel y al mismo tiempo refuerza el sistema inmunológico.

¿Fría o caliente?

Tomar agua fría en ayunas hidrata y da sensación de saciedad, mientras que el agua caliente contribuye a mejorar la digestión, evita el estreñimiento, ayuda a perder peso, evita el envejecimiento prematuro y alivia los dolores menstruales.

Es decir, cualquiera de las dos formas que elijas para beber agua estará contribuyendo de manera positiva a tu salud y además, es importante que no sólo limites la ingesta de agua al vaso de la mañana sino que es fundamental mantenerse hidratado durante todo el día para evitar problemas circulatorios, acumulación de toxinas, deshidratación e incluso cambios de humor.

¿Cómo consumir agua correctamente?

Es muy importante aprender a consumir agua correctamente para aprovechar todos sus beneficios. Los expertos recomiendan beber por lo menos 2 litros de agua al día y 4 vasos de agua con el estómago vacío. Sin embargo, no se trata de consumir todos los vasos de agua en un mismo momento, ya que hacer esto podría tener efectos negativos en lugar de beneficiarnos.

Para aprovechar los beneficios del agua debemos ingerir el agua de forma tranquila, despacio y poco a poco.

Convierte el consumo de agua en ayunas en un hábito diario que debes realizar progresivamente y sin afanes. Lo ideal es que consumas agua con estómago vacío al menos una hora antes de consumir alimentos del desayuno. Hablamos de ingerir 4 vasos de agua en ayunas, pero lo ideal es que durante el día bebas la mitad de tu peso en onzas líquidas, según lo activo o sedentario seas.

Si te gusto este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.

Compartir

Comentarios