Expertos confirman: La sangre vegetariana es mucho más eficaz para matar células cancerígenas

Salud 873 Visitas

¿Por qué el vegetarianismo es importante?

La comida chatarra tiene un gran sabor, pero esta nos deja un estado de pesadez. Donde sea que vayamos la encontramos en supermercados, tiendas: papas fritas, golosinas, cenas congeladas, soda, carnes procesadas. Estas están por doquier a la ciudad a la que vayas en esa cadena de comida rápida.

Las personas están empezando a tener conciencia acerca de su ingesta y debido a sus aumentos rigurosos y alarmantes en las tasas de obesidad, achaques del corazón, diabetes y cáncer en los países donde estos alimentos son parte de la dieta. Por lo que comienzan a considerar otras opciones.

El cáncer es uno de los males más mortales en este mundo, ¿Cómo podrá nuestro cuerpo combatir las células cancerígenas?

Consecuencias de una dieta vegana:

Una investigación en 2005 por The Journal of Urology estudio el resultado de una dieta vegana en la progresión del cáncer de próstata. Todos los sujetos tenían cáncer confirmado por biopsia y no habían sido sometidos a ningún tratamiento convencional.

El grupo con el que se experimentó consumió una vegana suplementada, proteína de soja, selenio y vitamina C. Además se le pidió que hicieran 30 minutos al día de ejercicio aeróbico moderado (caminando), técnicas de manejo del estrés, respiración profunda, meditación e imágenes y una sesión semanal de apoyo en grupo de una hora. El grupo con el que se estudió no tenía limitaciones ni exigencias.

Las medidas basales de la actividad del cáncer (antígeno prostático específico, PSA) en la sangre de todos los sujetos no mostraron diferencias significativas. Al final de un año, sin embargo, hubo una marcada diferencia en el suero sanguíneo entre los dos grupos:

Se encontró que la diferencia significativa se debió al cambio en la dieta y el estilo de vida.

En otras palabras, sin ningún tratamiento convencional contra el cáncer y los cambios sólo en la dieta y estilo de vida, hubo una reducción significativa en la actividad de cáncer en la sangre de los hombres en la dieta vegana – el crecimiento del cáncer se inhibió ocho veces más que en los hombres que no hicieron tales cambios (cuyo PSA aumentó en un año).

También otros estudios apoyan la teoría de que una dieta vegetariana o vegana ofrece protección contra otros tipos de cáncer.

Llevar una dieta vegetariana mata las células cancerígenas

Un grupo de Científicos de la Universidad Adventista de Loma Linda en California hallaron que:

“La dieta vegana parece conferir menor riesgo de cáncer general y específico de la mujer que otros patrones dietéticos. Las dietas lacto-ovo-vegetarianas parecen conferir protección contra los cánceres del tracto gastrointestinal “.

Un estudio diferente concluyó definitivamente:

“A pesar de las dietas a base de plantas, incluyendo las dietas vegetarianas y veganas son generalmente considerados como protectores del cáncer, sorprendentemente muy pocos estudios han abordado directamente esta cuestión. Sin embargo, un amplio conjunto de evidencias enlaza alimentos vegetales específicos tales como frutas y verduras, componentes vegetales tales como fibra, antioxidantes y otros fitoquímicos con un peso saludable que reducen el riesgo de diagnóstico y recurrencia de cáncer. Además la investigación vincula la carne, especialmente las carnes rojas y procesadas,  a un mayor riesgo de varios tipos de cáncer .

La evidencia directa e indirecta tomada en conjunto sugiere que las dietas vegetarianas son una estrategia útil para la prevención del cáncer, una dieta de éstas mata las células cancerígenas”.

Las Carnes procesadas y las enfermedades

La carne (incluyendo el pescado) no es lo que solía ser. Antes de la llegada de la era industrial (y actualmente en muchas culturas del tercer mundo), la gente comía la carne que no fue procesada en una fábrica o criada en una granja en condiciones adversas. A los animales se les permitía pastorear y participar en comportamientos naturales: no se alimentaban con una dieta poco natural de granos caros cargados con productos químicos para hacerlos más grandes. La carne fue conservada y curada con sal y minerales, no inyectada con tintes y carcinógenos. Los peces eran capturados en ríos y mares no contaminados, no se guardaban en corrales submarinos o se transformaban en productos para parecerse a otra cosa.

Podemos concluir que la carne siempre ha sido parte de la dieta humana; ofrece algunos nutrientes que son difíciles de obtener en las plantas. Pero la carne no es lo que solía ser y los seres humanos generalmente comemos demasiado de ella, por lo tanto no es saludable su consumo.

Ignorando por ahora los impactos éticos y ambientales al comer animales y productos de origen animal, la evidencia es ahora indiscutible que una dieta sin ellos apoya mejor nuestra capacidad de matar células cancerígenas.

Si te gusto este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. No olvides dejar tu opinión en comentarios.

Compartir

Comentarios